Es la imagen personal que se tiene de si mismo. Tu estima se está formando por los pensamientos y sentimientos que tienes hacia ti, formando en su conjunto tu identidad.  Podemos edificar en la nuestra y en la de los demás, como estamos formando a nuestros hijos lo que le aportemos es importante.

Mientras más ideas, pensamientos y sentimientos positivos tengas hacia ti mismo más estable será tu autoestima y por ende las contribuciones no positivas tenderán a fijar en nosotros y los que nos rodean ideas de: yo no puedo, así soy yo etc. Todos somos seres únicos e irrepetibles, en los que las contribuciones nos hacen mejores y siempre suman.

¿Porque debo pensar en la autoestima con prudencia?  La verdad porque no es un valor absoluto, no es alta o baja, no tiene peso… es una forma de percibirse.  Es por ello por lo que la autoestima influye en la forma en que vives, cómo piensas, actúas, sientes acerca de ti y de otros y como afrontas las situaciones diarias,   

Una autoestima adecuada hace que nuestros niños, afronten los retos y que en las adversidades por muy pequeñas que sean se miren como una oportunidad de aprender y hacerse acompañar si lo necesitan. Ser padres es una de las satisfacciones más grandes de la vida y también una gran responsabilidad. En la siguiente carta para padres, hablaremos de como vivir la responsabilidad para formar la autoestima de nuestros hijos.

En la asesoría educativa de Colegios APDE se procura trabajar este y otros temas según la edad de nuestros alumnos y alumnas a lo largo de cada ciclo escolar. 




Etiquetas