Debemos recordar que los primeros educadores son los padres de familia y es en nuestro hogar en donde empezamos a formar los hábitos y rutinas de trabajo que ayudarán a nuestros hijos a desenvolverse de una forma efectiva en el colegio. Como padres de familia debemos aprender a conocer a cada hijo y descubrir sus fortalezas y puntos de oportunidad para poder elaborar un plan de acción en lo que necesitamos que mejore. Tanto la asesora como la profesora podrán aconsejar en las entrevistas de asesoramiento con padres de familia algunas ideas para su ejecución.

Es posible que en nuestra familia tengamos un hijo al que quizá no le vaya tan bien en el colegio y es ahí en donde empieza nuestra labor como padres, pues lo primero que debemos tomar en cuenta es que un niño para poder aprender necesita sentirse seguro y apreciado, tanto en casa como en el colegio, y esto ayudará a que su mente tenga la claridad necesaria para aprender; ya que esto los llena de confianza y los hace sentir seguros de la capacidad que tienen.

Asimismo, cuando ya son un poco mayores, es de mucha importancia el ambiente familiar, ya que esto lo ayudará a estudiar mucho más motivado. observando que a su alrededor todos los miembros de la familia estudian, leen un libro y se disciplinan en el trabajo.

Es indispensable que como padres organicemos debidamente el estudio de nuestros hijos, sin dejarlo al capricho y a la improvisación de éstos. Debemos establecer un horario y un lugar bien iluminado para poderlo apoyar en las tareas y resolución de dudas, en el aspecto académico, que tengan;  esto lo hará sentirse seguro e importante para nosotros.

Aunque sea un poco pesado e incómodo, debemos seguir muy de cerca los progresos y dificultades escolares y ayudarles en lo que se pueda y deba; pero ahí está lo más difícil, sin convertir el estudio en un trabajo forzado. Entonces si observa que su hijo trabaja, se preocupa, pero no logra sacar excelentes calificaciones, lo mejor es no obsesionarse con eso: lo importante es que trabaje de manera constante y poniendo su mejor esfuerzo.

En Colegios APDE el apoyo y acompañamiento a cada familia es fundamental para desarrollar las dimensiones volitiva, afectiva, intelectual y espiritual en cada una de sus alumnas




Etiquetas