¿Cuál es el plan de acción?

Después de educar con la “teoría” del COVID-19 a los niños, se debe pasar a la práctica sacando provecho de la situación y teniendo una perspectiva positiva ante el virus. Como padres, seguramente buscamos que en todo momento los niños continúen afianzando su autonomía e independencia, y COVID-19 es una gran oportunidad para trabajar distintos valores, destrezas, hábitos y rutinas relacionadas a su etapa de desarrollo.  

 

A. Empecemos con las prácticas físicas y de salud: 

Es un buen momento para reforzar los hábitos de higiene y de salud. Se debe explicar que las prácticas de higiene y los hábitos de salud son esenciales para combatir esta enfermedad y evitar contraerla. Por lo tanto, los niños deben dormir las horas necesarias, lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón en un período de tiempo adecuado; se motiva a los niños a cantar una canción mientras lo hacen. Utilizar gel antibacterial y dejarlo secar es otra de las recomendaciones. También cuidar la higiene respiratoria, cubriéndose la boca o la nariz con el codo flexionado o utilizando un pañuelo al toser o estornudar. Esto los ayudará a sentirse fuertes y sanos, evitando que el virus se esparza. Además, son prácticas que promueven las competencias de autoprotección, sentido de autoeficacia y seguridad en sí mismos; así como también del cuidado de otros, haciéndolos más conscientes de las veces que se exponen cotidianamente a factores de riesgo para su salud y la de otros. 

 

B. Prácticas sociales y comunitarias: 

En cuanto a las prácticas sociales e interpersonales o comunitarias, se debe recordar que las preocupaciones de los niños y adolescentes giran en torno a sus familiares y amistades, más que en sí mismos. La tecnología puede aprovecharse para brindarles el acompañamiento necesario y las oportunidades de seguir en contacto con cada uno de ellos en períodos de tiempo establecidos. Es importante explicar los cambios en las rutinas como: dejar de asistir a sus centros educativos, pero continuando con sus programas y actividades escolares. Se debe transmitir que esta situación es temporal y que pronto regresarán a sus actividades sociales fuera de casa, y que incluso estarán mejor preparados para disfrutar de las actividades que antes hacían. 

Otro punto importante en este apartado es hablar de las cosas que están sucediendo en el país y en el mundo para ayudar a las personas a sentirse seguras y saludables. Se busca contarles acerca de la gran labor que hacen los equipos de salud y los equipos médicos; así como también los distintos servidores públicos que se han preparado y que trabajan para apoyar y brindar servicios a quienes se enfermen y se vean afectados. Los niños mayores podrán sentir alivio incluso si se explica que hay científicos que están trabajando para desarrollar una vacuna. Esta también es una oportunidad para propiciar el valor de la gratitud en el cual pueden ingeniar actividades que propicie el agradecimiento a lo que otros están haciendo por mejorar la situación. Además, en este punto se puede enfatizar en la importancia del trabajo en equipo y la unión a través de la familia y la convivencia familiar; ya que la familia debe ser la base de la sociedad unida. 

 

C. Prácticas emocionales: 

Continuar educando la afectividad en medio de situaciones de crisis es de gran importancia, especialmente para los más pequeños. Es importante validar cada una de sus emociones, dando espacios para que puedan compartir sus miedos. Se puede aprovechar este tiempo para realizar actividades en las cuales los niños manifiesten sus inquietudes. En estos momentos, los padres deben proporcionar la certeza de que pueden acudir a ellos con preguntas y dudas en todo momento. Transmitir mensajes esperanzadores y optimistas, pero realistas, honestos, transparentes y basados en hechos que puedan comprender, potenciará también sus emociones. Encontrar lo “divertido” en medio de la crisis es otra práctica que puede empoderar y forjar las emociones y la personalidad de los niños. Por ejemplo, jugando a convertirse en “destructores del germen y protectores de la sociedad”. Con las prácticas de higiene y de salud, podrán sentir que tienen control de la situación y esto les brindará herramientas de afrontamiento y de resiliencia, la capacidad de superar situaciones difíciles. 

Además es importante evitar la culpa innecesaria como en situaciones tensas que puedan surgir entre los adultos en el hogar, estereotipos ante la situación, comentarios negativos, prejuicios, entre otros aspectos que lleven a malentendidos; especialmente si no van en la línea con el plan educativo en valores que se tiene en casa. Por lo tanto, limitar el acceso a la información en internet y las redes sociales es esencial. Así como también evitar ver y escuchar información que pueda frustrar o preocupar a los niños si están presentes. 

Por último, es vital tener presente la necesidad de mantener los días estructurados para propiciar el bienestar de todos. Mantenerse en una rutina u horario en el que se les motive a los niños continuar con sus responsabilidades y a realizar actividades extracurriculares, recreativas y en familia. No se debe presionar a ningún miembro de la familia, especialmente a los niños, pues ellos irán marcando la pauta y el ritmo en esta época de cambios y transiciones. 

Recordemos que se educa con el ejemplo y que como padres deben aprovechar estos momentos para ser buenos modelos a seguir de los niños. No tengan miedo de discutir y conversar acerca del virus.

 

Referencias: 

Bolduan, K. 2020. What I´m telling my kids about COVID-19. CNN. Recuperado de: 

«https://edition.cnn.com/2020/03/16/opinions/telling-my-kids-about-coronavirus-bolduan/index.html»

 

Ehmke, R. 2020. Talking to Kids About the Coronavirus. Child Mind Institute. 

Recuperado de: «https://childmind.org/article/talking-to-kids-about-the-coronavirus/»

 

NASP. 2020. Talking to Children About COVID-19 (Coronavirus): A Parent Resource. National Association of School Psychologists; helping children thrive in school, at home and in life. Recuperado de:

«https://www.nasponline.org/resources-and-publications/resources-and-podcasts/school-climate-safety-and-crisis/health-crisis-resources/talking-to-children-about-covid-19-(coronavirus)-a-parent-resource» 

 

Pendley, J. 2020. Coronavirus (COVID-19): How to talk to your child. Kids Health. 

Recuperado de: «https://kidshealth.org/en/parents/coronavirus-how-talk-child.html»

 

UNICEF. 2020. Cornonavirus (COVID-19): Lo que madres, padres y educadores deben saber: cómo proteger a hijas, hijos y alumnos. UNICEF para cada niño. Guía para padres sobre Coronavirus (PDF).




Etiquetas