Los padres pueden estimular la adquisición de las destrezas del siglo XXI, la lectura es una gran herramienta para ello, a través de los sentidos como canales de aprendizaje: todos son medios para percibir lo que pasa a su alrededor no importando si es en forma intencionada o no prevista para el niño y los adultos a cargo, todo suma para provocar el desarrollo cognitivo global y de los aprendizajes, a través de destrezas neurosensoriales.

La estimulación neuromotora gruesa y fina estimula y provoca sinapsis neuronales en los primeros años de vida, desde la edad temprana 0 a 3 años, usando como medio: caminar, saltar, rodar, correr y neuromotor; como aprendizaje neuronal se estimulan los procesos de captación y movimiento grueso y fino, que luego serán base para el aprendizaje de la lectura y escritura.

Cuando el niño se encuentra entre los 3 a 6 años, empieza a integrar todas las experiencias previas, usando esos conocimientos significativos el niño suma aciertos y logra su auto realización o bienestar.

El principio de la autonomía para aprender nace de las etapas tempranas de vinculación, el niño modela a través del lenguaje de su madre viviendo hasta aproximadamente 3 años una hetero autonomía, base para luego lograr en los años venideros autonomía, entendiendo por ello a la capacidad de hacer su autogestión.

La lectura es un medio de aprendizaje infinito, cada libro, cada lectura, permite al niño aprender sin muros o fronteras. La lectura bien escogida y adecuada para la edad es una herramienta para el aprendizaje y un aprendizaje en sí mismo…. al leer se descubre y el niño hace su autogestión utilizando lo que ha aprendido leyendo.

Estimular la descripción de imágenes es el inicio de una lectura concreta ideática que luego integra palabras.  Hoy en día se encuentran de moda los audio libros que desarrollan destrezas de escucha, son siempre un medio de estimulación de la destreza de comprensión auditiva, como otra variante de la lectura tradicional.

Estimule la lectura con sus hijos no importando su edad, si aún no lee, incentívelo a leer imágenes describiendo lo que mira con detalle de forma y color y cuando el proceso de lectura ya se ha adquirido proporcione todos los medios posibles a su alcance para practicar y practicar lo que se ha leído.




Etiquetas