En Colegios APDE nos inspiran las enseñanzas de San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, quien promovió una educación basada en la libertad, el respeto a la persona, la caridad y la alegría. A los 7 colegios APDE nos une ese mismo espíritu fundacional, de la llamada universal a la santidad en la vida ordinaria y la santificación del trabajo; porque un trabajo bien hecho conduce a Dios.

Nos une un ideario orientado hacia la formación de la persona en su totalidad, que la prepare para comprender y vivir la libertad como la autodeterminación hacia el bien, para que sea un hijo de Dios capaz de influir positivamente en la sociedad.

Procuramos un clima de cariño en el que en su crecimiento personal sea capaz de encontrar el sentido trascendente de su propia vida, colaborando en el proceso de la educación de su afectividad, inteligencia, el fortalecimiento de su voluntad y la adquisición de las virtudes necesarias para conseguirlo.

Educar en y para la libertad significa poner los medios para que los alumnos comprendan que no es elegir cualquier cosa, sino elegir entre las diferentes opciones del bien, que las conozcan para que puedan tomar decisiones basados en sólidos criterios.