Dada la oportunidad que se nos da este momento de cuarentena podemos aprovechar para reforzar los valores y virtudes en nuestros hijos considerando las tres virtudes que se desarrollan en el preescolar que es orden, sinceridad y obediencia. Es por ello, que en las pre primarias de Colegios APDE, se procura que el plan personal de mejora de cada alumno y alumna se inicie en casa y continúe en el colegio. 

Para que las tareas de casa sean más atractivas es importante la colaboración de todos los miembros de la familia, deben comprender que son un equipo y de esta manera tendrán más tiempo para compartir, disfrutar individualmente o en familia, descansar y fomentan el orden, la obediencia y responsabilidad. Al mismo tiempo se gana en autoestima, buena actitud, la obra bien hecha y aprenden a ser bondadosos y solidarios con los demás y es fundamental para el buen funcionamiento del día a día.

A partir del momento en que nuestros hijos tienen la capacidad de sujetar y soltar objetos pueden participar en las tareas de casa. Al asignar tareas los padres deben tener paciencia, dar el ejemplo y acompañar. Ante las equivocaciones que los hijos puedan tener los padres deben reaccionar de forma positiva e indicar que no pasa nada y que vuelvan a intentar, es bueno que vayan aprendiendo y lograr que poco a poco la tarea se haga mejor.  Estos hábitos no se desarrollan de la noche a la mañana y es por eso que reforzar positivamente todos los avances es de suma importancia.

Las primeras tareas o encargos deben ser sencillas, tareas que les ayuden a fomentar su responsabilidad y que nos sea imposible para ellos. Deben ser acorde a su edad. Es fundamental que tengan la capacidad de realizar las tareas.

El juego es un aprendizaje significativo por medio del cual adquieren conocimientos, capacidades y hábitos, por lo tanto,  las tareas deben ser enfocadas como algo lúdico y divertido, esto permite que se realicen con gusto, jugar imitando las tareas de casa: poner la mesa, recoger juguetes, colocar la ropa sucia en su lugar, apagar la luz, etc.

Entre las cosas que permiten que las tareas sean efectivas es un calendario mensual para toda la familia, de esta manera cada uno puede indicar que la tarea fue hecha, colocando una estrella, cheque o calcomanía.  Esto es divertido y anima a que todos colaboren y valoren la su función de miembro.

#50mosAPDE




Etiquetas