En un artículo escrito por Kay S. Hymowitz para la revista “Boy Trouble”, en otoño del 2013, plantea de forma objetiva y con datos de respaldo las posibles causas del fracaso escolar de los varones, en comparación con las mujeres, teniendo como referencia principal el impacto en los jóvenes de las situaciones de disfuncionalidad familiar, como resultado de una investigación de varias décadas.

El artículo sostiene que las mujeres están teniendo mejores resultados en las aulas, en la finalización de sus estudios y en las ceremonias de graduación. Este dato contrasta con las investigaciones previas relacionadas con los problemas detectados en las jóvenes: baja autoestima, bajas ambiciones de futuro y los altos índices de embarazo en las adolescentes.

Los investigadores se cuestionaron porqué las mujeres han superado sus retos de salir adelante, educarse más y presentarse con mayor éxito en los mercados laborales; a diferencia de los hombres, que no han podido hacer lo mismo. Concluyen que se detecta una vida de “acomodamiento” en los varones.

El estudio afirma que una de las causas del hallazgo anteriormente descrito está básicamente determinado por el crecimiento de hogares sin la presencia del papá varón debido a varios factores, entre ellos principalmente el colapso familiar; pero también la ausencia por otras causas como trabajo, viajes, poco involucramiento en el hogar, entre otras.

Las angustias e infelicidad sufridas por varones y mujeres con las correspondientes reacciones y comportamientos a raíz de un colapso familiar, fueron superadas a mediano plazo por las chicas y no así por los chicos. Los antecedentes familiares dejaron a los varones sin las actitudes y habilidades necesarias para adaptarse a las cambiantes condiciones sociales y económicas.

Existe una relación directa entre la ausencia del padre y el manejo de las reacciones por angustia e infelicidad por parte de chicos y chicas, en donde los varones se llevan la peor parte. Las niñas y los niños tienen una mejor oportunidad de prosperar cuando su propio padre y su madre vive con ellos durante toda su infancia. Para los varones esto es especialmente conveniente. En la investigación se exceptuaron las situaciones de padres violentos o abusivos.

En conclusión: el papel de papá en el éxito escolar de niños y niñas es muy importante, particularmente para los varones.




Etiquetas