Considero que una de las situaciones más difíciles de ser padre de familia, es hablar de afectividad y sexualidad con nuestros hijos, cuando se llega el momento, es por lo que los padres debemos estar dispuestos siempre a formarnos y hablar de estos temas con toda naturalidad con ellos, para poder transmitir esta información desde el punto de vista antropológico y ético. La labor del asesor eductivo en Colegios APDE es un aliado para cada familia en cuanto al acompañamiento del proyecto educativo familiar se refiere.

El tema de hablar con nuestros hijos sobre el movimiento LGTBI (Lesbianas, Gays, etc.) pasa por la misma circunstancia, pero debemos recordar y tener presente siempre que la Constitución de la República de Guatemala, en el Capítulo II, Sección Cuarta, artículo 73, identifica a la familia como fuente de educación y nos da el derecho a nosotros, de escoger lo que debe impartirse a nuestros hijos menores. 

Los padres, como fuente de esa educación que queremos para nuestros hijos, debemos hacer valer nuestro derecho y no permitir que información distorsionada llegue a los que más adelante serán padres de familia también y así garantizar que la buena formación se transmita.  Al hablar con los hijos sobre estos temas no podemos perder de vista que estamos hablando de personas y abordar el tema explicándoles la dimensión corporal y espiritual de la persona.

Tenemos que explicarles que solo existe dos formas de ser persona, varón y mujer. Deberemos tener cuidado de hablar de la libertad, la cual es una de las capacidades humanas más importantes de educar.  Hablarles de que se debe cuidar la libertad sin violentar la dignidad de las personas.  Por qué hablar de esto antes, porque el movimiento LGTBI permanece activo y no podemos evitar que nuestros hijos sean ajenos a esa actividad, ya que están en las calles, noticieros y redes sociales.

Con frecuencia nos damos cuenta de que nos encontramos ante una situación de orden mundial y que cada vez más se ponen en juego nuestros derechos y libertades fundamentales, de padres y de hijos.  Los padres que haciendo uso de nuestra libertad, queremos educar a nuestros hijos desde el concepto antropológico de la sexualidad y afectividad, distinta a la que quiere imponer la ideología LGTBI, no pretendemos ser machistas u homofóbicos, simplemente queremos educarlos en el orden natural y Divino sin accidentar la naturaleza humana y por ello, la importancia de dialogar, orientar y formar a nuestros hijos desde casa.

 

 

 

 




Etiquetas